0 productos
Total: 0.00 €
IVA y envío incluidos
CENTRO DE ESTÉTICA Y SALUD
>> Iniciar sesión
 
Carrito de la compra
No ha seleccionado ningún producto.
 
C/ Candilejo, 4 41004 SEVILLA Tlf: 954 22 64 82
PRÓXIMO EVENTO:  

No hay eventos programados.

Blog DMC!

5 erróneos al elegir un producto facial para el cuidado diario.


  • Compartir
26 Enero 2015 
Desmontamos falsos mitos que se tienen cuando vamos a comprar productos para el cuidado facial diario.
5 erróneos al elegir un producto facial para el cuidado diario.
  En el día a día, son muchas las personas que entran en nuestro centro con dudas y problemas que tratamos de resolver, y nos danos cuenta que tienen creencias erróneas a la hora de elegir un producto del cuidado facial y un tratamiento adecuado para su tipo de piel. Es más , hay personas que por desconocimiento utilizan un rutina facial o dejan de utilizarla, lo que provoca un empeoramiento de su estado (sobre todo, en pieles sensibles o acnéicas).
 
 Es por eso, que nos lanzamos a escribir este artículo para aclarar algunos de los errores más frecuentes con los que nos encontramos y que lleva a realizar una mala elección a la hora de comprar un producto adecuado para nuestro el tratamiento facial.

1.- Si no te maquillas no necesitas limpieza facial

Este pensamiento lo tienen muchas personas, sobre todo aquellas que no suelen maquillarse o nunca lo hacen y, en especial, lo hombres por ese mismo motivo. Sin embargo, es un ERROR pensar así, ya que, la piel se ensucia y hoy en día hay una gran cantidad de partículas en suspensión que se impregnan en nuestra piel evitando que esta respire adecuadamente, como son los gases de los tubos de escape, el polvo en suspensión,... incluso el exceso de sebo de una piel grasa obtura los poros.
 
Es por este motivo que os recomendamos una limpieza diaria, en especial por la noche cuando retiramos de nuestra piel toda la suciedad que se ha ido adhiriendo a nuestra piel a lo largo del día.
 
Ya no tienes excusas...con la gran variedad de productos que tenemos hoy en día, agua micelar, leches, tónicos, geles espumas o emulsiones, alguno habrá que se adapte a tu tipo y condición de piel, ritmo de vida y costumbres. 
 

2.- ¿Serum o crema?

Es una pregunta muy demandada, sin saber que no es una elección, ya que, ambos son complementarios...
 
  • EL SERUM TRATA: tiene más concentración de principios activos, una textura más refinada que las cremas y con agentes que favorecen que profundicen más en la epidermis pudiendo llegar a la dermis en algunos casos, por lo que, sus resultados son más evidentes. Pero no añaden confort a la piel, es decir, su función es llegar a capas más profundas de la piel, así pues, las capas más externas de la epidermis quedan sin tratar.
  • La CREMA (gel, fluido, emulsión...) HIDRATA: es una manera simplificada de decir, que la crema es la que aporta el confort y elasticidad a la piel, independientemente, de que además sea antiarrugas, matificante, hidratante, iluminadora...
 
Por eso, puestos a elegir... CREMA SIEMPRE, es la que aporta la hidratación y el confort a la barrera hidrolipídica de la piel, la que nos protege de las agresiones externas, del frío o la deshidratación.

3.- Una crema nutritiva NO ES ANTIEDAD.

Esto necesita una aclaración...
 
Cuando hablamos de Nutrir una piel, hablamos de aportarle lípidos (grasa), es decir, hablamos de pieles secas que poseen una sensación de tirantez costante y disconfort. Esto acurre por falta de lípidos cutáneos esenciales, lo que conlleva a una barrera hidrolipídica más debilitada y una falta de cohesión intracelular, por lo que, estas pieles son más propensas a un envejecimiento prematuro, a descamarse y a estar más expuestos a la entrada de bacterias que pueden provocan dermatitis (entre otros episodios).
 
Cuando una piel seca esta nutrida, parace más joven y resplandeciente, a pesar de no haber usado específicamente ningún producto antiedad, es decir, antiarrugas o reafirmante...Por eso una crema nutritiva NO ES UNA ANTIEDAD.

4.- ¡¡Ojo!! la piel seca necesita NUTRICIÓN más que hidratación

Cómo os hemos comentado anteriormente, una piel seca tiene falta del lípidos cutáneos esenciales.
 
  • ¿Qué quieres decir esto?... que falta la cohesión entre las células, por lo que la barrera hidrolipídica de la piel se debilita, se resquebraja, haciendo que la hidratación interna se pierda, que el agua se vaya.
  • ¿Cómo nos damos cuenta?... Las pieles secas tiene sensación de tirantez constante, falta de elásticidad y arrugas más marcadas si no se hidratan. En pieles más jovenes, los poros están practivamente cerrados, son pieles que parecen de porcelana.
  • ¿Por qué necesitas nutrición, si es cuando están hidratadas cuando mejoran su aspecto?... Porque hidratar significa aportar agua a la pie y si aportamos agua pero no reparamos la barrera cutánea que impide que esta se pierda. La sensación de confort y elasticidad que se adquiere ponernos la crema hidratante se pierde, sobre todo cuanto más seca o más edad tiene la piel.
 
Por eso hay que nutrirla, porque nutrir es aportar los elementos necesarios para mejorar la barrera hidrolipídica de la piel. Bien restaurando la barrera mediante una crema o bien mediante un serum que favorece la producción propia de los lípidos cutáneos esenciales.

5.- Una piel grasa no necesita hidratación

 Este pensamiento lo tienen muchas personas con pieles grasas, que tienen que luchar a diario con brillos, poros obturados, puntos negros y granos...En esta sitiación piensas...¡¡yo lo que necesito es que me quiten grasa, no que me den más!!
 
Sin embrago, tener excesos de grasa o lípidos en la piel no significa que esté hidratada, es decir, que tenga el nivel de agua necesaria para mantener la barrera hidrolipídica de la piel en estado óptimo. Las pieles grasas necesitan hidratarse igual que el resto de las pieles, lo ideal son productos con texturas ligeras, geles, fluidos, emulsiones...  no comedogénicas y si fuera necesario (sobre todo en adolescente y personas con trastornos hormonales) seborreguladoras.
 
Para este tipo de piel hoy en día hay multitud de productos que, a la vez que hidratan, tratan el exceso de grasa. Un buen tratamiento facial, combinado con una buena limpieza y un tratamiento semanal más específico, como mascarillas y exfoliantes, puede llegar a controlar dicha grasa. Eso sí, hay que tener en cuenta que ciertos alimentos favorecen una mayor producción de sebo, al igual que las situaciones de estres y otros factores que alteren el equilibrio emocional y físico.

¿Y tú tienes alguna duda a la hora de elegir tu tratameinto facial?