0 productos
Total: 0.00 €
IVA y envío incluidos
CENTRO DE ESTÉTICA Y SALUD
>> Iniciar sesión
 
Carrito de la compra
No ha seleccionado ningún producto.
 
C/ Candilejo, 4 41004 SEVILLA Tlf: 954 22 64 82
PRÓXIMO EVENTO:  

No hay eventos programados.

Blog DMC!

Lo que de verdad queremos... y casi nunca nos atrevemos a pedir


  • Compartir
22 Diciembre 2016 
Lo que de verdad queremos... y casi nunca nos atrevemos a pedir

Para qué negarlo. Cómo nos aburren los regalos que recibimos por Navidad. Incluso cuando los elegimos nosotras, porque ellos es que son incapaces de entrar solos en ningún sitio. Y mejor que no lo hagan, por cuando lo hacen…, en fin, que no se distinguen precisamente por su gusto exquisito. Y ya vamos siendo lo bastante mayores como para tener que seguir fingiendo: que sí, que  sí, que me ha encantado, mientras por dentro, qué horror, cómo se te ha podido ocurrir, y vamos maquinando cómo descambiarlo sin que él se dé cuenta, lo cual, por otra parte, afortunadamente, tampoco es tan difícil. 

 

Pero incluso cuando nosotras elegimos, no sé por qué nos pasa, que nos da cierto pudor regalarnos, o que nos regalen, lo que de verdad deseamos. Querríamos un tratamiento de belleza, y acaba en nuestra muñeca un reloj que sí, que es muy mono, pero que no es lo que deseábamos de verdad. Nos moriríamos por un pack de masajes con aceites esenciales y al final nos regalan ese libro que les dijimos que nos hacía ilusión, pero que, hijo, no te das cuenta de que si me hubiera hecho ilusión de verdad ya me lo habría comprado yo.

 

El caso es que hay regalos, que son los que de verdad nos gustan, que nos da vergüenza pedirnos, y confesar que saltaríamos de alegría si nos los encontráramos en el calcetín de Papa Noel, en los zapatos de los Reyes Magos (no, en los zapatos, mejor que no), o directamente en nuestro Cuarto de Baño, con dos horas garantizadas de relaxing sin cup of café con leche. Ay, ¿por qué no se darán cuenta? ¿Por qué no nos atreveremos nosotras a pedir lo que de verdad queremos? ¿Será acaso porque intuimos la cara que van a ponernos cuando les hablemos de peeling faciales y masajes tonificantes? Pero bueno, ¡y a nosotras qué! Aquí va nuestra wishlist para estas próximas Fiestas: 

 

-Un bono para una semana de masajes de espalda

-Un tratamiento facial exclusivo

-La última crema de noche de esa casa francesa de dermocosmética (que no, que no es Chanel) en la que todas pensamos y que acaba de salir al mercado

-Manicura y pedicura completas 

-Ese aceite corporal que hace que te sientas Divine (¿lo pillas?)

-Un tratamiento para el cabello que hará que tu plancha sea historia.

-Y sí, por qué no, un tratamiento (llámese cellu-attack o mesoterapia lipolítica) que mejore el aspecto de este pedazo de cuerpo después de las Navidades. Porque hay que cuidarlo, para que ellos lo sigan admirando.

 

Pásate por Dermochic! y descubre lo que de verdad quieres que te regalen (o regalarte) estas Navidades.